El Aikido es un arte marcial japonés fundado por el Gran Maestro Morihei Ueshiba, tiene sus orígenes en muchos estilos distintos de bujutsu antiguo. Ueshiba O Sensei refinó estas técnicas mediante sus propias investigaciones sobre la naturaleza humana, integrando elementos espirituales que distinguieron el Aikido de otras artes marciales. El camino de la lucha dio un salto enorme para convertirse en una vía espiritual semejante a la que nos legaron los sabios de tiempos antiguos.

El Aikido es una forma moderna y original de budo en donde se tiene la convicción de que mediante un constante e infatigable entrenamiento de la mente y del espíritu, puede alcanzarse el camino de la humildad. La forma en que originalmente se enseñaba el Aikido admitió ajustes que permitieron transmitir con éxito la esencia de este arte, colocándolo al alcance de gente interesada en conocerlo.  

No conlleva competición ni comparación porque es un modo de purificar el propio carácter. El Aikido tiene el objetivo de unificar la energía vital (ki) con la del universo infinito. 

El Budo conocido como Aikido es una fusión armoniosa del ki con la razón , este es el principio universal por el cual es gobernado. 

Mientras iba construyendo el Aikido , Ueshiba O Sensei se sometió a distintos tipos de entrenamiento . En los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial, resalta el estudio Kito ryu jujutsu, Yagyu ryu jujutsu, Daito ryu jujutsu. por mencionar solo unos pocos. Investigó textos antiguos de las doctrinas religiosas japonesas. La combinación de estas investigaciones espirituales con las artes del bujutsu dieron un único fruto, el Aikido. Uno se enfrenta con su oponente con las manos vacías , y al mismo tiempo, controla su ki y lo derrota. Esta es una forma viva del budo japonés, un arte refinado y pulido que satisface las necesidades humanas de hoy en día.

 

 

Ueshiba Kisshomaru nació el 27 de junio de 1921 en la Prefectura de Kioto era el cuarto descendiente de Morihei Ueshiba y Hatsu, y su tercer hijo varón (sus dos hermanos mayores murieron en la infancia). En ese

momento, la familia Ueshiba vivía en la ciudad de Ayabe en la comunidad religiosa Omoto-kyo, en la que Morihei ocupaba funciones importantes.

También era profesor de Daito-ryu Aikijujutsu en su propia escuela, el "

 Ueshiba Juku". En 1927, la familia Ueshiba se traslada a Tokio a una casa

 alquilada, cuya pieza central, con 18 tatamis, también servía como un espacio de entrenamiento por las mañanas. Kisshomaru no asiste a la práctica con regularidad, pero se le enseña de manera informal algunas técnicas básicas.

 Es importante señalar que Kisshomaru pasa la mayor parte de su niñez en

 un país que se encuentra en un estado de guerra (de la invasión de Manchuria en 1930).

 Dada la estrecha relación que su padre mantenía con la clase política y militar, sobre todo, en los círculos ultranacionalistas, Kisshomaru presencia en primera fila el esfuerzo de la guerra, esta experiencia y la dureza de la vida de posguerra tendrán una influencia muy importante en sus puntos de vista en la edad adulta.

 

Nieto del Fundador del Aikido Moriteru Ueshiba  y segundo hijo de Kishomaru Ueshiba, nació el 2 de abril de 1951. Se graduó de Economista en la Universidad Meiji Gakuin en 1976. Moriteru fue preparado para seguir los pasos del fundador divulgando el Aikido ampliamente. Comenzó a estudiar Aikido con su abuelo O'Sensei cuando tenía 6 años de edad.

En Mayo de 1986 asumió la jefatura de la Fundación Aikikai, tras el fallecimiento de su padre en 1999, y conforme a la tradición, Moriteru Ueshiba pasó a ser el nuevo Doshu del Aikido Aikikai, en la ceremonia de nombramiento se reunieron más de 2000 personas de diferentes partes del mundo. Antes de asumir el cargo actual, Moriteru Ueshiba sirvió como Presidente del Consejo de Directores del Aikikai y Director del Hombu Dojo,  desde entonces asume entonces la dirección de la Fundación Aikikai como tercer Doshu.